Cuando se paga la comisión inmobiliaria por venta

Fecha de publicación

Tabla de contenidos

En el caso de que quieras comprar una vivienda, o venderla, te puede surgir la duda de cuándo se paga la comisión inmobiliaria por la venta. Tanto en un sentido como en otro.

La compra o venta de una propiedad implica una serie de trámites y costes que, a priori, pueden resultar confusos. Entre estos costes, uno de los más relevantes es la comisión inmobiliaria. Veamos cómo se suele hacer, aunque en cada caso puede ser distinto.

¿Quién paga la comisión inmobiliaria por la venta?

En la mayoría de los casos, es el vendedor quien se hace cargo de la comisión inmobiliaria. Esta comisión se paga como reconocimiento a la labor de la agencia o del agente inmobiliario, quien se ha encargado de la promoción del inmueble, de atraer a posibles compradores, de organizar visitas y, en última instancia, de facilitar la operación de venta.

Es importante mencionar que también hay casos en los que el comprador tiene que llegar a pagar una comisión. Pero esto no es así siempre, dependerá de las condiciones acordadas entre las partes y el agente o agencia inmobiliaria.

La comisión se paga en el momento en que se formaliza la venta, es decir, cuando se firma el contrato de compraventa o escritura pública, dependiendo de la normativa de cada país. Normalmente, el agente o agencia inmobiliaria emite una factura por su servicio y es entonces cuando el vendedor o el comprador, según se haya acordado, deben realizar el pago.

¿Qué porcentaje se lleva una inmobiliaria?

El porcentaje que se lleva una inmobiliaria por su labor suele variar.

Generalmente, se mueve en un rango entre el 2% y el 5% del precio de venta del inmueble, aunque hay lugares donde puede llegar hasta el 10%.

Por ejemplo, si el precio de venta de la casa es de 200.000 euros y la comisión inmobiliaria es del 3%, el vendedor tendría que pagar 6.000 euros a la agencia.

Estos porcentajes pueden ser negociables y no hay una regla fija al respecto. Muchas inmobiliarias establecen sus tarifas en función de varios factores, como la ubicación de la propiedad, su precio y las características del mercado inmobiliario local.

La comisión inmobiliaria es un aspecto que no se debe pasar por alto al vender una propiedad. Y para evitar malentendidos o sorpresas, es importante discutir estos detalles antes de firmar cualquier acuerdo con un agente o una agencia inmobiliaria.

Así, tanto vendedores como compradores pueden tener claridad sobre quién se hará cargo de este costo y cuánto será el monto a pagar. Al fin y al cabo, una transacción inmobiliaria clara y transparente es beneficiosa para todas las partes involucradas.

En Goncesco tenemos una amplia experiencia en la venta de pisos de obra nueva, locales comerciales, garajes, oficinas y trasteros. Si estás pensando en comprar o vender y quieres a tu lado un equipo de profesionales que te transmita la confianza, seguridad y tranquilidad que necesitas para la transacción, contáctanos. Estaremos encantados de ayudarte. 

Recuerda que siempre deberías consultar a un gestor externo o asesoría en cuanto a temas fiscales de índole inmobiliarios para recibir un asesoramiento más personalizado y actualizado. Goncesco, como Empresa Constructora-Promotora no incluye estos servicios.

Obra Nueva

Inmobiliaria

¿Estás interesado en alguno de nuestros servicios?

¡Suscríbete a nuestro Newsletter para no perderte ninguna novedad de la empresa y del sector!

Más
artículos

¿Aún no encuentras el piso
de tus sueños?

¡Lo entendemos!, los pisos de Goncesco son tan especiales y modernos, que se venden muy rápido!

La próxima promoción dispondrá de nuevos BAJOS, ÁTICOS y pisos a tu medida.

¿Te interesa que te enviemos más información al respecto?

Déjanos tu mail y te mantendremos informado.

¡Gracias!

    E-mail de contacto

    ¿Cuántas habitaciones te interesan?

    2 hab3 hab4 habOtras opciones

    El responsable de este sitio es Goncesco Grupo S.L, cuya finalidad es el envío de información de nuestras promociones, servicios inmobiliarios, ofertas y/o newsletters, con la legitimación de tu consentimiento otorgado en el formulario.

    El destinatario de tus datos es nuestra base de datos interna, almacenada en el servidor de nuestra oficina. Está ubicada en España y podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o supresión de tus datos (ver la política de privacidad.*).